viernes, 15 de abril de 2022

Desde la hoguera



He sido quemada una y mil veces en esta hoguera. 
Por quienes administran la ley, por los religiosos, por quienes se quedaron con mi tierra, 
con mi cuerpo, con mi tiempo. 
He sido quemada también por cercanas que, de mil maneras silenciaron mi autoría, 
me ningunearon, me creyeron oídos fieles y boca muda. 
Me encontré en este fuego con otras hermanas apasionadas, cuyos egos no necesitan figurar en cartelera porque es su propia existencia,
 inmanente y plena la que ocupa su lugar en el mundo. 
Al igual que yo, se ríen de la trascendencia, de los bronces oxidados y la fidelidad enferma de las dinastías.
Soy hija de un ciclo eterno y dueña de cada minuto de mi existencia. 
Pensar es aire fresco en medio del infierno. Y pensar desde la hoguera el más voluptuoso acto colectivo de identidad. 
Por las brujas y las guillotinadas, mujeres íntegras, fieles a sí mismas 
y anónimas cuyos actos descentraron al mezquino poder patriarcal de su vidas.
Han perdido su tiempo matándonos...
No saben que la libertad abona los rincones de la Tierra sin su permiso.
Y somos cada vez más. 
Artemissa te da la bienvenida a la hoguera.
Desde el sur en el norte. Desde el norte en el sur...
Las diosas del fuego... ya están aquí.